Las mejores clínicas de estética de España
Llámanos sin compromiso 913 269 524

AUMENTO DE PECHO EN MÁLAGA

MOOEMCLINIC

¿Qué es la operación de aumento de pecho?

Conocida como mamoplastia de aumento, el aumento de pecho es la cirugía realizada con la intención de aumentar el tamaño de los pechos con implantes, donde este se introduce mediante una incisión, obteniendo como resultado senos de mayor tamaño y más balanceados y simétricos

Es considerada como la más popular en mujeres dentro del ámbito de cirugías estéticas, además de que es posible para cada persona encontrar el resultado que desean. Las razones principales por las que alguien estaría interesado en someterse a un aumento de pecho incluye: insatisfacción en el tamaño, cirugía de mamas anteriores que alteraron su forma, asimetría en el tamaño de las mamas, y mujeres embarazadas que hayan sufrido cambios. Para solucionar estas aflicciones, se pueden escoger entre muchos tipos de implantes que afectan la técnica y el resultado de la cirugía.

Si se dividen estos tipos según la sustancia de la que están hechos, contamos con los siguientes implantes:

  • De silicona: Sin duda los más conocidos, y los más utilizados en el aumento de pecho en Málaga, son aquellos construidos con gel de silicona. Son recomendados debido a tener una textura similar a la mama, por lo que resultan más naturales y satisfactorios. Además, llegando a existir roturas de alguna forma, no existirá ningún tipo de fuga del relleno ya que posee una barrera que impide que este salga del implante al cuerpo.
  • De solución salina: Constituidos por una sustancia de agua y sal llamada suero fisiológico, estos implantes, al llenarse, no son tan flexibles como los de silicona, siendo entonces más duros. Sin embargo, no afecta de gran manera el resultado natural deseado. No tiene ninguna barrera que impida fugas, pero de llegar a suceder, el cuerpo absorbería la solución sin ninguna complicación.

Si nombramos los implantes a partir de su tipo de cohesión, obtenemos el implante de gel cohesivo de silicona, que, a su vez, se divide en tres tipos:

  • Tipo I: Es el implante con menos cohesión, y menor costo. Debe cambiarse después de algunos años para prevenir roturas, por lo que posee una fecha de caducidad.
  • Tipo II: Posee más cohesión que el Tipo I, pero, de igual manera, al caducar deberá ser reemplazado por otro implante.
  • Tipo III: De mayor costo y cohesión, este implante propone una baja probabilidad de roturas y no es necesario ser reemplazado y no posee fecha de caducidad alguna.

Los implantes también pueden dividirse dependiendo de su forma, donde tenemos otro par:

  • Redondos: Son aquellos, como su nombre indica, cuya forma es completamente redonda y sin curvas o asimetrías. Fueron los primeros en aplicarse para este tipo de cirugías, y aunque son relativamente fáciles de introducir, por su apariencia excesivamente “perfecta”, no proveen un resultado muy natural.
  • Anatómicos: A diferencia de los redondos, estos cambian su forma para adaptarse al paciente, buscando parecerse lo más posible a senos naturales. Se conocen como implantes “gota de agua” o “lágrima” por dicha forma no redonda, lo cual mejora el resultado final pero no facilita la inserción.

Basándonos en la textura, encontramos otros tres tipos de implantes:

  • Lisos: Faltando cualquier tipo de rugosidad en el implante, facilitan la colocación en la mama, y es menos propenso a infecciones. Sin embargo, es más posible que el cuerpo rechace el par, resultando en “encapsulamiento”, donde se forma una cicatriz dentro del cuerpo rodeando el implante.
  • Rugosos: Estos sí poseen textura, por lo que el caso sería el opuesto a los implantes lisos. Suelen ser más difíciles de insertar, y el paciente podría sufrir una infección, pero la posibilidad de encapsulamiento disminuye.
  • Microtexturados: Creados para solucionar ambos casos anteriores, los implantes microtexturados cuentan con rugosidad, pero menos detectable, funcionando como un punto medio que previene las desventajas mencionadas.

¿Cuáles son las técnicas utilizadas en un aumento de pecho?

La primera elección son los implantes, luego, en un aumento de pecho en Málaga se eligen las técnicas a utilizar de entre varias opciones. En esto se cuenta el tipo de anestesia, sea local, donde se entumecerá sólo el área de las mamas, o general, donde el paciente se encontrará inconsistente durante la intervención. Pasando esto, se necesita determinar qué incisión será utilizada para introducir el implante:

  • Submamario: Ubicándose debajo del pliegue de la mama, por lo que se disimula fácilmente, es la técnica más utilizada. La incisión se realiza en el llamado surco submamario, y la mayoría de las veces va de la mano con los implantes de silicona.
  • Axilar: La incisión se realiza en un punto del brazo, y es recomendable su uso con los implantes de solución salina, ya que estos se introducen vacíos y se rellenan una vez en el lugar de la mama deseado. Aunque visible al levantar los brazos, no es excesivamente obvia. Es necesario el uso del endoscopio para determinar los posibles puntos sangrantes y prevenir hematomas.
  • Periareolar: Recomendada para situaciones donde la mamoplastia no es la única cirugía, la incisión se realiza poco abajo del pezón. Debido a que la apertura es muy pequeña, aumenta la dificultad al introducir la prótesis.
  • Ombligo: Es la menos utilizada de estas, ya que el proceso es más complicado y no se tendría tanto control. Además, no es posible el uso de los implantes de silicona para esta técnica. El endoscopio es necesario para poder dirigir el implante vacío hasta su posición en la mama.

Finalmente, existen cuatro planos dentro de la mama en la que puede ser colocado el implante:

  • Submuscular: Es usado en pacientes con poca glándula mamaria, colocando el implante bajo el músculo pectoral. Se disminuye la probabilidad de encapsulamiento, pero debido a su cercanía con el músculo, este puede moverse cuando se contraiga.
  • Subfascial: Su posición bajo la fascia del pectoral permite igual ventaja contra el encapsulamiento. La prótesis se encuentra completamente separada de la mama
  • Subglandular: Más cercano a la glándula, se usa en casos donde el paciente cuenta con suficiente grosor en la mama para rodear el implante y que no sea notable. Además, es más fácil de colocar, aunque se puedan presentar texturas.

Dual: Colocándose entre el submuscular y el subglandular, el implante se ocupa ambos entre su parte superior e inferior.

¿QUIÉN PUEDE SOMETERSE A UN AUMENTO DE SENOS?

El cirujano analizará que el paciente cumpla con los siguientes requisitos para poder optar por una mamoplastia de aumento:

  • Edad: Más que por el aspecto legal, es necesario que el paciente haya terminado con su desarrollo físico. Para las mujeres puede suceder en diferentes edades, sean los 15, 18 o 21 años.
  • Madurez psicológica: Debido a la naturaleza de este tipo de operaciones, también debe considerarse como un punto importante, donde el paciente deberá contar con madurez emocional para tomar decisiones permanentes como esta. A esto también entran las personas con autoestima extremadamente baja y aquellas trastorno dismórfico corporal.
  • Estado físico: Para evitar al máximo las complicaciones que puedan ocurrir, el paciente debe tener un estado físico óptimo, una de las razones por la cual no le permitirá fumar antes de la operación. Además, el paciente debe informar al cirujano sobre si posee algunas enfermedades cardíacas, problemas respiratorios e infecciones urinarias que podrían tener.

QUÉ SUCEDE ANTES Y DESPUÉS DE LA CIRUGÍA DE AUMENTO DE PECHO

Antes del aumento de pecho

En la preparación para la mamoplastia, el cirujano establecerá unas normas a seguir por el paciente para que su condición sea óptima a la hora de operar, incluyendo:
• Exámenes físicos como el examen de mamas, y hasta podría solicitarse un estudio mamográfico.
• Dejar de fumar tiempo antes de la intervención y controlar o suspender el uso de medicamentos u otro tipo de vitaminas que puede estar tomando el paciente, especialmente aquellos antiinflamatorios, los cuales podrían aumentar el sangrado y así los riesgos de hemorragias o hematomas en la etapa post operatoria.
• La alimentación es otro punto importante, donde el paciente deberá consumir una menor cantidad de grasas y harinas, al igual que más vegetables y proteínas, y cualquier alimento con vitamina C para ayudar con la cicatrización. Además, beber mucha agua e hidratar la piel, en especial la del área a operar.

Después del aumento de pecho

La mamoplastia irá acorde con las técnicas mencionadas, luego de esta comienza la recuperación y post operación, donde el paciente deberá seguir las recomendaciones dadas ya que sostiene igual importancia para determinar el éxito del procedimiento. Lo más probable es que se le permita ir a su casa el mismo día de la operación, aunque a veces es necesario que el paciente deba quedarse un par de días para revisión general. Los primeros días, el dolor será intenso, por lo que el cirujano recetará analgésicos. El paciente puede regresar a su vida normal completamente en alrededor de 10 días, teniendo en cuenta que antes de eso no puede realizar actividades que requieran mucho esfuerzo físico. Es probable que aparezcan hematomas. Las cicatrices son permanentes, pero después de haber removido las suturas, estas serán más tenues.

Para proteger las mamas y ayudarlas a sanar, lo recomendado es utilizar sostenes especiales para sostenerlos, o vendaje de compresión.

¿CUÁNDO SE VEN LOS RESULTADOS DEL AUMENTO DE PECHO?

El resultado de una mamoplastia no aparecerá inmediatamente, debido a la inflamación que se presentará en las mamas, la cual tarda varias semanas en disminuir. Aún después de eliminar el uso constante de sostenes deportivos o sujetadores especiales, lo que el paciente verá por algún tiempo no es el resultado definitivo.

El verdadero resultado del aumento de pecho se admira después de 6 meses, o incluso más, cuando la inflamación ya haya disminuido por completo y la mama se haya expandido, además de que no será tan delicada y el paciente podrá realizar movimientos con normalidad.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS DE LA OPERACIÓN DE AUMENTO DE PECHO?

En general, los riesgos que engloba una mamoplastia de aumento no son de mucha gravedad. Los más leves, que ya hemos mencionado, incluyen los hematomas, infecciones y el encapsulamiento. Es importante dar a conocer cuáles son aquellas complicaciones que pueden surgir, como en cualquier cirugía:

  • Seroma: Parecido a un hematoma, es la acumulación de fluidos, esta vez rodeando el implante. En la mayoría de los casos, el cuerpo se encarga de absorberlo por sí solo, pero si es una cantidad abundante, se necesitará extraerlo mediante un drenaje.
  • Rotura del implante: Pasados su fecha de caducidad, los implantes pueden expirar o romperse debido a un traumatismo, y lo que procede al romperse depende del tipo de implante. Depende del tipo de implante si habrá fugas o no. Un implante roto no causa problemas mayores que deformidad e incomodidad, aunque sí debe ser reemplazado, y para observarse correctamente se deberán hacer mamografías.
  • Bottoming out: En este caso, el implante de desplaza hacia abajo, pasando el surco submamario, por lo que el pezón se encuentra demasiado elevado en comparación con la prótesis, y el seno aparenta un aspecto caído. Esto podría causarse ya sea por falta de tejido en la mama, porque el espacio donde se colocó el implante haya sido muy profundo, o que este simplemente era muy pesado. Para solucionarlo, se deberá volver a colocar el implante a la altura debida.
  • Rippling: Causadas mayormente por el uso de implantes de solución salina, son rugosidades que pueden aparecer en cualquier parte de la mama donde la glándula esté más delgada. Así, el seno se verá irregular.

PUNTOS IMPORTANTES EN UN AUMENTO DE SENOS

  • Los implantes mamarios necesitan cuidados constantes, por lo que el paciente debe estar preparado para llevar a cabo el mantenimiento necesario y no olvidarse de esto al acabar con la operación. Solo cambian dependiendo con el tipo de implante y si se llega a presentar alguna complicación. El control clínico de las prótesis es de hasta 15 años luego de la mamoplastia,
  • La calidad va de mano con el precio. Los implantes con más probabilidad de ser duraderos y que mantengan los riesgos a su menor nivel, serán aquellos que necesitarán un mayor presupuesto, como visto en los implantes de gel cohesivo tipo I, II y III.
  • El aumento de pecho no es cubierto por el seguro en casos exclusivamente estéticos, pero si estos son debido a enfermedades o por irregularidades, el seguro sí pagará por la cirugía.
  • Para las mujeres que queden embarazadas luego del aumento, aún será posible amamantar a sus hijos. Puede que resulte más difícil para unas dependiendo de en qué plano se posicionó el implante, pero no debe impedir que se realice la alimentación al bebé. Además, la silicona no será capaz de fugarse hasta la leche, y, aun así, este material no es dañino para el cuerpo humano en ninguna manera.
  • Los implantes tampoco dificultan las mamografías o resonancias en caso de estudios de posible cáncer de mama, en especial si estos se encuentran debajo del músculo. Sobre este, puede que necesiten estudios extras o especiales.

Las cirugías mamarias suponen el 40% de todas las cirugías estéticas realizadas en España, y es la intervención número 1 tanto en hombres como en mujeres, aunque estas últimas sigan siendo la mayoría en cuanto a la clientela de la industria de la belleza. Seguida por la liposucción, la mamoplastia de aumento es la intervención de mayor demanda en el país, incluida Málaga, debido a las tantas clínicas especializadas en este procedimiento. El aumento de pecho en Málaga ha estado en crecimiento constante en popularidad, al igual como han mejorado las técnicas y la calidad de los materiales utilizados.

Puntuación
[Total: 0 Valoración: 0 de 5]