Una de las preguntas que se hacen tanto aquellas mujeres que están pensando en someterse a una intervención de aumento de pecho, como aquellas que se lo realizaron hace ya algún tiempo es cada cuánto tiempo deben cambiar sus prótesis mamarias.

La respuesta oscilaría entre el nunca y el cuando ofrezcan problemas. Y es que si bien la inmensa mayoría de las prótesis, sobre todo las actuales, están pensadas para aguantar toda la vida, también es cierto que muchas mujeres, ya sea como consecuencia de la respuesta de su organismo a un agente externos y a otros muchos factores, se van obligadas a sustituir sus prótesis mamarias durante los primeros diez años.

Las causas generales que llevan a los especialistas a prescribir recambios de prótesis mamarias son la aparición de contracturas capulares, la ruptura de prótesis, la aparición de linfomas anaplásticos de células grandes, la aparición de trastornos autoinmunes y la necesidad de un cambio estético de la persona que lo porta, siendo este último el más habitual en las clínicas plásticas y de estética. Sobre todo tras el paso del tiempo, la pérdida o ganancia de peso, el paso de un embarazo y la lactancia o las ganas de cambio de imagen.

Cabe destacar en este punto que, gracias al avance en materiales, en la mayoría de casos, estas permanecen en perfecto estado para siempre. No obstante, es necesario ir realizando revisiones periódicas cada pocos años para confirma, mnediante ecografías o resonancias, que esta se encuentra en perfecto estado.

Cómo saber cuándo debo cambiar mis implantes mamarios

Más allá de todas las reacciones apreciables que nos revelan claramente la necesidad de cambiar un implante, es necesario acudir a un experto en cirugía estética y ser examinado personalmente para asegurarnos de que, por el motivo que sea, los implantes deben ser renovados.

Lo primero que se recomienda hacer si se portan unos implantes muy antiguos o durante muchos años para saber si estos aguantarán toda la vida es revisar la tarjeta con información de los implantes. Estos nos indicarán el tipo de implante y si estos tienen fecha de renovación estimada. Algo que también nos puede indicar el cirujano que nos operó si hemos perdido dicha información.

En el caso de que vaya a someterse próximamente a una intervención de aumento de pecho, pida los códigos de barras de las prótesis y guárdelos ya que resultarán de máxima utilidad ante cualquier posible reacción como para modificaciones futuras en distintas clínicas en las que se ha sometido a la intervención quirúrgica.

Sea como fuere, la respuesta a la pregunta de cuándo debería sustituir sus actuales implantes mamarios por unos nuevos, salvo que estos tengan más de 20 o 30 años, pertenezcan a un lote que exija su recambio o note una reacción adversa de su organismo, es nunca, más allá de las muchas informaciones que hablan de esa renovación cada 10 años y que tanto están confundiendo a muchas implantadas en todo el mundo. Para cualquier consulta al respecto, no dude en contactar con nosotros.

Puntuación
[Total: 0 Valoración: 0 de 5]

Leave a reply