Las mejores clínicas de estética de España
Llámanos sin compromiso 913 269 524

Carboxiterapia en Madrid

Las mujeres siempre han luchado contra la grasa que se localiza en ciertas partes del cuerpo y que generalmente es indeseada porque no va con la imagen ideal que se ha construido del cuerpo femenino.

Esta acumulación de grasa está vinculada con el metabolismo, la constitución biológica y la función reproductiva femenina, el punto es que hace que las mujeres no se sientan cómodas con su cuerpo.

Una de las diferencias entre el cuerpo de una mujer y el de un hombre es que en el cuerpo femenino generalmente la grasa se focaliza en ciertos lugares como las caderas, los glúteos, las piernas los muslos y los senos, y es muy difícil de quemar, entonces empieza a generar problemas autoestima o inseguridad en las mujeres.

Esta problemática de acumulación de grasa la padecen muchas mujeres, incluso las que hacen ejercicios y mantienen una vida saludable, es por ello que las grandes industrias de cosmetología se han encargado de crear productos para trabajar estas áreas con grasa localizada. Y han tenido mucho éxito porque el deseo de toda mujer es poder lucir bien un vestido de baño en la playa y sentirse a gusto con su cuerpo.

En la actualidad las clínicas estéticas gozan de un punto muy alto de popularidad y se han convertido en el mejor aliado de las mujeres que buscan varias opciones para eliminar la grasa y entre ellas está la carboxiterapia como una de las posibilidades más efectivas para eliminar la grasa localizada.

¿Qué es la carboxiterapia en Madrid?

La Carboxiterapia es un método terapéutico, que se usa ya desde hace algunos años atrás y se ha convertido en una novedad en las clínicas estéticas, debido a que se enfoca en disminuir y a hasta eliminar los problemas muy comunes en las mujeres como lo son: estrías, cicatrices, grasa localizada y hasta las ojeras.

Este tratamiento es totalmente seguro y eficaz ya que se realiza de manera ambulatoria sin cirugía, se ejecuta mediante la aplicación de inyecciones en la parte afectada que deseas cambiar, se utiliza una aguja muy fina para infiltrar dióxido de carbono gaseoso.

El Dióxido de Carbono cumple con la función de quemar la grasa que se encuentra en los tejidos de la piel como la celulitis o la grasa localizada que se forma en el abdomen, estimulando la circulación, mejorando la elasticidad e hidratación en la piel. Es así como no solo elimina los volúmenes que a causa de la grasa se notan en el cuerpo como la piel de naranja y la celulitis, sino que mejora el aspecto general de la piel.

La sustancia que se utiliza para hacer la carboxiterapia, es el Dióxido de Carbono, que es muy conocido por todos ya que es lo que exhalamos los seres vivos. Está científicamente comprobado que es una sustancia segura y efectiva para nuestro organismo.

El Dióxido de Carbono fue usado hace más de 500 años como producto medicinal, pero en la dermatología se descubrió su potencialidad en el siglo XIX, se observaron enrojecimientos en la piel tratada con esta sustancia lo que hizo pensar a los científicos que era un activador del sistema vascular.

En 1946 es cuando la industria cosmetológica y dermatológica se fusionan y comienzan a realizar estudios con esta sustancia para combatir la celulitis, encontraron resultados positivos con esta sustancia. A partir de allí las industrias italianas y francesas se enfocaron en mejorar la carboxiterapia, identificando mejor las ventajas para estéticas y profundizando en otras aplicaciones relacionadas con ulceras y cardiovasculares.

En el siglo XXI su popularidad ha aumentado mucho ya que todas las clínicas estéticas lo aplican y es muy solicitado principalmente por el público femenino pero también los hombres se someten a este tratamiento.

¿Cómo se aplicA?

Este método estético se aplica por medio de la infiltración de Dióxido de Carbono, se utiliza con unas micro agujas muy delgadas en la piel, donde está localizada la grasa y desde ese momento se empieza a esparcir y va quemando la grasa.

La carboxiterapia la realizan profesionales capacitados con una maquina adecuada para tal fin, que indica cual es la dosis correcta y la velocidad que debe tener para garantizar los resultados satisfactorios. El tiempo estipulado para su aplicación es alrededor de 30 minutos y sin causar ningún dolor, lo único que puede ocurrir es que se genere un mínimo enrojecimiento de la piel después de realizar el tratamiento.

Al finalizar la infiltración del Dióxido de Carbono la persona encargada realiza unos masajes para que la sustancia se mueva por toda el área y hacer más efectivo el tratamiento el tratamiento.

Debes tener claro que este tratamiento es progresivo, no creas que desde la primera aplicación se eliminará la grasa localizada y la celulitis. Los médicos especialistas recomiendan que se apliquen como máximo 2 veces por semanas las sesiones, y la duración total dependerá del caso a tratar.

Beneficios

Los beneficios de someterse a un tratamiento de carboxiterapia son muchos sobre todo para las mujeres.

Elimina la celulitis

La celulitis es uno de los problemas más comunes que padecen las mujeres, según estudios realizados por la Academia Española de Dermatología y Venereología alrededor del 80% de las mujeres sufren de celulitis que se presenta desde la pubertad y el embarazo para siempre.

Aunque la carboxiterapia se ha convertido en un tratamiento predilecto por su capacidad para mejorar la apariencia de la celulitis, debe ser complementada con una alimentación balanceada, con ejercicios y una alta hidratación del cuerpo.

Elimina la grasa localizada

Hay lugares en el cuerpo donde la grasa se localiza y hagas lo que hagas pareciera que no va a desaparecer. En las mujeres tiende a ubicarse debajo de los glúteos, alrededor del ombligo, a los lados de los muslos, conocidas como las famosas “pistoleras” y entre la axila y el seno.

Ante estos problemas de grasa localizada, la carboxiterapia es ideal para diluirla y mejorar la circulación en esas partes del cuerpo, mientras se le da un aspecto en general más saludable a esa zona.

Le da firmeza a la piel

Este tratamiento es muy beneficioso para la piel porque estimula el colágeno que tenemos en el organismo otorgándole firmeza a la piel restructurando los tejidos y haciendo que la piel luzca más tensa y firme.

Mejora la apariencia de las ojeras

Otra de las ventajas de la carboxiterapia es que no solo sirve para combatir la grasa localizada, sino que además ayuda a reducir la inflamación que se produce en el contorno de ojos mejorando el color azul o violáceo que se produce por las ojeras en esta zona.

Mejora la apariencia de las estrías

Dependiendo del tipo de estrías que se tengan puede eliminarlas o mejorar su apariencia. La carboxiterapia es beneficiosa para mejorarlas porque al estimular el colágeno que tenemos en el nuestro organismo, empieza a rellenar poco a poco los espacios que tenemos en la piel, logrando una mejor absorción de las cremas hidratantes que se aplican en esa zona.

Contribuye a combatir la alopecia y enfermedades vasculares

Científicamente ha quedado demostrado que este tratamiento tiene resultados positivos en algunas enfermedades como las varices, ulceras y circulación, además, estimula los folículos pilosos (cuero cabelludo) lo que es muy ventajoso para lo que sufren de alopecia o caída del cabello severa. No solo es usado por las estéticas sino también en campos medicinales.

¿Es peligroso?

La mayoría de los tratamientos estéticos que son muy reconocidos por el público son seguros y están aprobados por las instancias legales y médicas.

Sin embargo, los peligros que existen para la aplicación de este tratamiento están asociados a las condiciones de higiene de algunas estéticas o espacios improvisados que operan de forma ilegal y donde pudieran surgir infecciones por falta de higiene o por reutilización de agujas.

En definitiva, lo más recomendable es que busques un centro médico confiable y con buena reputación para que la carboxiterapia sea segura y con resultados positivos.

¿Quiénes se pueden aplicar carboxiterapia?

A pesar de que es segura, se debe evitar en pacientes que presenten epilepsias, gangrenas, insuficiencia cardiaca o pulmonar, hipertensión arterial, alteraciones psicológicas y aquellos que padecen de insuficiencia renal o hepática

Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia no deberían aplicarse este tratamiento y si estás en tu ciclo menstrual es mejor que no asistas y esperes a que este pase porque en durante este periodo la piel y el cuerpo en general está más sensible y puedes sentir más dolor.

Aspectos a tener en consideración

  • Es importante tener en cuenta que, sobre todo en el caso de las infiltraciones, el paciente puede sentir dolor, inflamación y un leve enrojecimiento en la zona en la que se realizan los pinchazos.
  • Es posible que sienta hormigueos, sensación de calor y frío, o que aparezcan hematomas en la piel tras la aplicación de la carboxiterapia. Esto dependerá del tipo de piel de cada quien.
  • El tratamiento puede afectar levemente el periodo menstrual en algunas mujeres.
  • Durante las primeras sesiones el dolor puede ser más intenso e irá disminuyendo con el paso del tiempo. Si éste continua, deben espaciarse las sesiones de aplicación.
Puntuación
[Total: 0 Valoración: 0 de 5]