Dicen todos los estudios que el número de personas que no se encuentran a gusto con su físico no deja de aumentar. También que el principal motivo por el que la mayoría acude a las clínicas de cirugía plástica, cuando no lo hacen en busca de una cirugía reparadora tras un accidente, están relacionado con la recuperación de la autoestima.

A nadie se le escapa que tanto la cirugía plástica como la estética han ido incorporándose a nuestras vidas, siendo visibles en muchas personas de nuestro entorno que se han sometido a intervenciones que nos son tan familiares como el aumento de pecho, la rinoplastia o la liposucción, entre otros muchos procesos quirúrgicos que ayudan a las personas a sentirse mejor consigo mismas.

No obstante, es muy importante señalar que, de la mano de este culto a la estética, han llegado muchos centros piratas y muchos cirujanos de dudosa profesionalidad. De ahí que sea tan importante cerciorarse de que la clínica en la que vamos a someternos a una cirugías plástica o estética cuenta con todos los requisitos y garantías para evitar posibles sustos.

Cómo saber cuál es la mejor clínica de cirugía plástica

Si bien cada paciente posee unos estándares, lo cierto es que las mejores clínicas de cirugía estética cuentan con los siguientes elementos:

Cirujanos con titulación oficial: Si tienes previsto someterte a una cirugía plástica o estética asegúrate de que el centro cuenta con profesionales cualificados y experimentados. Si tenemos dudas podemos investigar para saber si quien nos opera posee la titulación oficial especializado en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora.

Técnicas quirúrgicas a la última: Más allá de la profesionalidad y experiencia de los equipos médicos del centro, es importante saber si este cuenta o no con lo último en técnicas quirúrgicas y aplican las denominadas cirugías mínimamente invasivas.

Información total: Las mejores clínicas de cirugía plástica y estética, además de poseer todo lo anterior, son también las que son capaces de ofrecer cercanía y respuestas a todas las preguntas de los pacientes sin rehuir a ninguna y aportando todo tipo de detalles del proceso al que se va a someter y su postoperatorio.

Pruebas preoperatorias: Toda intervención quirúrgica exige la realización de unas pruebas preoperatorias que descarten cualquier anomalía en el paciente que exija el aplazamiento de la misma para no poner en peligro al paciente. Estas suelen ser analíticas, electros y radiografías si es preciso.

Además de todos estos consejos, no podemos obviar mentar el sentido común. Y es que si comprobamos que las direcciones facilitadas en los anuncios no coinciden con los reales, si vemos instalaciones distintas a las facilitadas, si estas no responden a los estándares que exige una clínica de cirugía plástica y estética, si no cuenta con buenas reseñas en la red o apenas se ven pacientes en la clínica o no se recibe el trato esperado por parte del personal que integra la clínica lo mejor es desconfiar y optar por irse a otra que ofrezca, a simple vista y tras ella, todas las garantías.

Puntuación
[Total: 0 Valoración: 0 de 5]

Leave a reply