Lifting en Madrid

Lifting en Madrid

El lifting, también conocido como ritidectomía o estiramiento facial es una intervención quirúrgica que tiene como objetivo mejorar el aspecto de la cara y el cuello eliminando cualquier marca de envejecimiento. Y es que a través de esta operación es posible recuperar el tono de la piel y los puntos de luz, acabar con todo tipo de relieves faciales y conseguir un aspecto vital y rejuvenecido duradero.

Si bien son de lo más variadas las razones que llevan a cada vez más madrileños a someterse a un lifting facial, lo cierto es que la mayoría de los pacientes buscan conseguir mejorar su aspecto a través de intervenir diferentes zonas:

En primer lugar, estos buscan acabar con las arrugas, las patas de gallo y los surcos cutáneos. Algo que es posible a través de un lifting facial, en tanto en cuanto este permite acabar con las arrugas de la frente, las sienes, las cejas, las mejillas y cualquier recoveco del rostro.

También es habitual que muchos de los que deciden someterse a un lifting busquen recolocar sus mejillas y sienes, elevándolas, así como eliminar todos los pliegues del cuello y la cara.

Tipos de lifting

Además del lifting completo, existen distintos tipos de lifting que actúan sobre problemas localizados.

Lifting frontal

Este actúa sobre la frente y las cejas acabando con las arrugas, la caída de las cejas y el aspecto cansado del rostro propio del paso del tiempo. A menudo se suele combinar con otras intervenciones como la blefaroplastia.

Lifting del tercio medio facial

Este actúa sobre la zona de los pómulos elevándolos, proyectándoles volumen y acabando con todos y cada uno de los desagradables surcos nasogenianos.

Lifting de tercio inferior facial

Este actúa sobre la zona de la mandíbula a través de la eliminación de los conocidos como papitos que tanto afean el gesto. Además, con el paso de los años es habitual que hagan aparición las líneas de marioneta que entristecen el rostro. A menudo se combina con la liposucción de la grasa cervical.

Lifting cervical

Este actúa sobre las cervicales, un lugar en el que se acumula mucho tejido adiposo con el que se puede acabar a través de esta intervención. Esta operación también permite actuar sobre la elasticidad del cuello, lo que permite acabar con distintos problemas cervicales.

En cuanto a la duración del lifting, el lifting facial completo suele extenderse no más allá de las tres horas, siendo el postoperatorio de lo más sencillo, ya que, tras una noche de ingreso, el paciente abandona el centro hospitalario para iniciar su recuperación de unos pocos días en casa.

Algo más extenso es el lifting cervicofacial, que suele prolongarse entre las tres y las cuatro horas. Al igual que sucede con el lifting facial, tras una noche ingresado el paciente recibe el alta y comienza con una recuperación de unos pocos días tras los que este comprobará las bondades de una intervención capa de rejuvenecer ostensiblemente el rostro de cualquiera con resultados sin cicatrices y para toda la vida.

Puntuación
[Total: 1 Valoración: 5 de 5]