Lifting

OPERACIÓN DE LIFTING EN TURQUÍA

Precio

2.390€

A partir de los 40 años el rostro empieza a perder firmeza y se vuelve lánguida. Poco a poco empiezan a caer las cejas, luego la zona de los ojos, donde crecen las bolsas y asoman pliegues entre las mejillas y los labios. Posteriormente sucede lo mismo con las marcas alrededor de la boca apareciendo pliegues que se extienden hasta el mentón. Es entonces cuando es recomendable someterse a un procedimiento de estiramiento facial que recoja varias técnicas quirúrgicas diseñadas para devolver al rostro la firmeza y detener el paso del tiempo. La técnica a elegir siempre se escoge teniendo en cuenta las necesidades del paciente pudiéndose optar por una elevación del tercio medio facial a través de una endoscopia acompañada de con un levantamiento de cejas o también desde los parpados inferiores a través de una blefaroplastia del parpado inferior. Es también habitual que después de las 50 se opte por un estiramiento facial completo.

Aspectos destacados de la operación:

  • La cirugía tiene una duración de 3 horas
  • Se realiza bajo anestesia general
  • El paciente debe dejar de fumar desde 2 semanas antes de la cirugía
  • Tras la operación permanecerá 2 días en el hospital
  • Los puntos serán retirados al quinto día
  • El total de la estancia en Turquía dura entre 7 y 9 días
  • Los edemas y los hematomas desaparecerán a las 2 semanas
  • Los resultados finales se observarán en 6 semanas

¿Qué es la cirugía de estiramiento facial?

El estiramiento facial (ritidectomía) es una técnica quirúrgica que tiene como objetivo eliminar las arrugas del rostro propias de la edad. Un método que también se conoce con el nombre de renovación facial  o rejuvenecimiento facial.
El envejecimiento propio del paso de los años, la acción sobre la piel de los rayos del sol, el estrés diario y otros factores como el tabaco, la bebida o una mala dieta influyen en el deterioro de la piel facial y en la aparición de las arrugas. La mayor parte de las personas, con el paso del tiempo, ven cómo emergen líneas de expresión y arrugas en su rostro. También cómo bajan las cejas, cómo caen las pestañas, como emergen bolsas en los ojos, cómo salen nuevas líneas en la parte baja de los ojos, cómo se aprecian líneas profundas en la boca y en la parte de la nariz, cómo decaen los pómulos, se altera el contorno de la barbilla y cómo se forman cortinas de piel en el cuello. Por no hablar de la falta de vitalidad en la piel y la aparición de manchas de sol.
Algo que se puede corregir de la mano de la cirugía plástica y estética, siendo una de las que mejores resultados ofrece en este campo el lifting facial o ritidectomía.

En la cirugía de estiramiento-reemplazo facial se pone fin al decaimiento de la piel de la cara y el cuello eliminando las arrugas y dejando la piel tersa. En esta cirugía se trabaja en las mejillas para eliminar los tejidos grasos del cuello, se refuerzan los tejidos faciales, los párpados son recuperados y, si se desea, se complementa con otras intervenciones complementarias como el (peeling en la piel o las inyecciones de botox).

¿qué tipo de pacientes son aptos para someterse a un lifting?

Cualquier persona que empieza a notar decaimiento en su piel decaída, que esta pierde elasticidad, y esto no se debe a un problema de salud, puede someterse a un lifting. No obstante, la mayor parte de los pacientes son hombres y mujeres mayores de 40 años, siendo también posible intervenir a personas de una edad más temprana.
Tras someterse a una cirugía de estiramiento facial, la cara queda con una apariencia más bella y juvenil. Es habitual que quienes recurren a esta técnica la combinen con otras cirugías estéticas como las que afectan a la nariz, los párpados, la corrección de las líneas de la frente o el estiramiento de cejas. Además, también se puede combinar con tratamientos como el relleno de las arrugas finas a través de la inyección de aceite o ácido hialurónico, como el peeling mediante láser, mecánico, químico o como la aplicación de botox reafirmante.

Preoperatorio

Cuando es evidente que se está sufriendo un notable envejecimiento facial, o cuando se detectan problemas como el decaimiento de la piel, es el momento de acercarse a una clínica para comentar nuestro problema con su equipo médico en busca de una solución a este asunto.
Será en la primera cita cuando le expliquemos al cirujano qué queremos y por qué lo queremos, hablándole de nuestros deseos y expectativas. Si tenemos claro que vamos a someternos a un lifting o un tratamiento de rejuvenecimiento facial deberemos plantear todas las dudas que nos surjan sobre el preoperatorio, la intervención y el postoperatorio.

Operación

El lifting se realiza en un quirófano hospitalario y bajo la supervisión de un anestesiólogo y un cirujano. Por lo general se suele aplicar anestesia general y sedación intravenosa a base de tranquilizantes, si bien en ocasiones también se puede hacer bajo anestesia local. Dependiendo del tipo de cirugía esta puede durar entre las 3 y las 10 horas. En la mayor parte de los casos los pacientes se van a casa tras pasar la noche posterior a la operación en el hospital.
En lo que se refiere a las operaciones adicionales que se suelen llevar a cabo aprovechando la visita para realizarse un lifting (como lo son las de la nariz, los párpados, etc.) estas pueden ser realizadas en la misma sesión.

Es importante remarcar que la cirugía de estiramiento facial no deja cicatrices visibles, siendo estas apenas unas marcas imperceptibles escondidas en la zona de las sienes, las orejas y la frente, cuando no en la mandíbula, donde puede asomar una mínima marca de 3 a 5 mm debajo de la misma.

Postoperatorio

La mayor parte de los postoperatorios de lifting son cómodos. Aunque es raro algunos pacientes reportan algunas ligeras inflamación y moratones, algo de adormecimiento o tensión en el nervio facial, a menudo como consecuencia de la anestesia. Síntomas que desaparecen espontáneamente entre 3 y 5 días.

A pesar de lo aparatoso que pueda parecer el vendaje este siempre deja los ojos, la nariz y la boca descubiertos. Es posible que se utilicen pequeños tubos de silicona para prevenir la acumulación de sangre en la zona intervenida que deberemos mantener durante los dos primeros días. El vendaje será retirado completamente tras 2 o 3 días. Para entonces se realizará una inspección general y los puntos serán retirados después de 5 y 7 días. El cabello lo podrás lavar sin problemas a partir de las primeras 48 horas.

Regreso a la vida normal después del lifting

En el caso de que, como suele suceder, todo salga a la perfección, al día siguiente de la cirugía el paciente podrá levantarse con normalidad y hacer sus tareas habituales, pudiendo trabajar e incluso usar maquillaje una vez haya pasado la inflamación. Es recomendable evitar el ejercicio físico durante 2 meses, así como la exposición excesiva al sol.

Puntuación
[Total: 0 Valoración: 0 de 5]