Liposucción

OPERACIÓN DE LIPOSUCCIÓN  EN TURQUÍA

Precio

2.590€

La liposucción es una técnica quirúrgica que permite la eliminación de grasa excesiva en el cuerpo con la ayuda de una cánula de aspirado insertada en el cuerpo y a través de pequeñas incisiones. Esta sirve para eliminar grasa localizada que no podemos eliminar mediante una dieta o ejercicio físico, e independientemente de que el paciente esté en su peso ideal. No se trata, en ningún caso, de un procedimiento para perder peso.

Recientemente se ha empezado a utilizar la tecnología láser en las liposucciones. Gracias al láser conseguimos derretir la grasa y facilitar así su extracción. Este también nos sirve para conseguir una mayor firmeza en la piel.

Además, esta nueva tecnología permite eliminar la grasa de forma segura en lugares en los que antes no era posible o donde las técnicas previas no resultaban tan eficientes antes, como las mejillas, la parte superior de los brazos, la rodilla o los tobillos. Los resultados estéticos de la liposucción de láser también son superiores a la liposucción clásica, siendo los más efectivos aquellos que combinan dos o más longitudes de onda en el mismo dispositivo extractor.

Aspectos destacados de la operación:

  • La cirugía dura entre 1 y 5 horas, dependiendo de la cantidad de grasa a extraer
  • Se suele utilizar anestesia local con sedación, si bien en los casos más complejos se puede requerir anestesia general
  • El paciente permanecerá ingresado durante un día en el hospital
  • Por lo general, no se necesita la retirada de puntos de sutura
  • Tras la operación pueden aparecer hematomas o edemas durante algunas semanas
  • Con 4 días de estancia en Turquía es suficiente
  • Los pacientes deberán recurrir a un corsé especial durante 3 semanas
  • En el post operatorio es aconsejable recurrir al LPG o a dispositivos de masaje externo durante varias sesiones una vez superado el primer mes del postoperatorio
  • Los resultados se apreciarán en 2 meses
  • Se utilizará la tecnología Sciton® ProlipoPlus 1064nm – 1319 nm láser

Liposucción. extracción del exceso de grasa

La liposucción es una técnica quirúrgica que permite extraer la grasa del cuerpo en áreas específicas haciendo uso de una suerte de aspiradora de succión especial o con boquilla. Esta no es, en ningún caso, una cirugía para perder peso sino una intervención destinada a corregir la figura del paciente. En esta cirugía, la grasa acumulada que no desaparece ni con dieta ni con el ejercicio es eliminada del cuerpo.

La incisión que se realiza en este tipo de intervenciones es de apenas unos milímetros alrededor de la zona de extracción. Una vez hecha se coloca un tubo de entre 2 a 6 mm de diámetro llamado cánula y se inserta en la región subcutánea de la incisión. Dicha cánula se conecta a un aparato aspirador con una manguera transparente.
Posteriormente el aparato aspirador es activado y la cánula empieza la extracción del exceso de grasa. Además de esta técnica, en los últimos años  se ha empezado a utilizar también una nueva técnica que recurre a los ultrasonidos. En este método, el exceso de grasa se diluye como consecuencia del impacto de las ondas y posteriormente extraída.

En los casos en los que haya grasa acumulada en capas más profundas que aquellas en las que trabaja la liposucción se puede recurrir a la liposucción superficial o lipoescultura, capaces de extraer depósitos de grasa y moldear contornos irregulares. Es importante subrayar que la técnica de lipoescultura es uno de los métodos que mejores resultados ofrece a la hora de eliminar la piel flácida y la celulitis persistente.

A diferencia de lo que sucedía antes con la liposucción clásica, que requería de intervenciones largas y duras, las nuevas técnicas, mucho menos invasivas, han convertido a esta intervención en una de las más seguras y eficaces.
Gracias a estas se consigue moldear el contorno de todo tipo de pacientes y en las mejores condiciones hospitalarias. Hay que señar que aquellos pacientes que presenten cuadros de obesidad mórbida se enfrentarán a mayores riesgos durante la operación pudiendo retirarles hasta un máximo de 28 litros de grasa en una sola sesión.

La operación

La operación se realiza siempre bajo la supervisión de un anestesiólogo y de todo el equipo médico en un quirófano bajo las condiciones que establezca el hospital.
En total, la cirugía de aspiración dura entre 1 y 5 horas, dependiendo de la cantidad y la zona del cuerpo sobre la que se extraerá.
La incisión suele ser poco profunda y realizan 1 o 2 suturas con hilo. Dependiendo de la complejidad de la intervención el paciente podrá abandonar el hospital el mismo día o a las 24 horas de la operación.

Después de la cirugía de liposucción

A la semana de la intervención se suele recuperar la normalidad. Es raro que se presentes dolores y cuando estos lo hacen lo hacen con baja intensidad solucionándose con medicamentos.

Una vez finaliza la cirugía se coloca un vendaje especial en el área aspirada y el paciente se cubre con un corsé que se deberá dejar durante unas 5 o 6 semanas. Aunque no es habitual puede que aparezcan moratones, algo de inflamación y una sensación de quemazón que mejorará de forma espontánea.

Puntuación
[Total: 0 Valoración: 0 de 5]