Las mejores clínicas de estética de España
Llámanos sin compromiso 913 269 524

REDUCCIÓN DE PECHO EN BARCELONA

MOOEMCLINIC

¿Qué es lA REDUCCIÓN DE PECHO

La mamoplastia de reducción, o reducción de pecho en Bilbao es la cirugía encargada de disminuir el tamaño de las mamas, en el cual se extirpa el tejido mamario, la piel y grasa de la zona, para lucir senos más livianos y firmes que vayan en armonía con el cuerpo.

Aunque en la sociedad la mayoría de las mujeres prefieran tener senos más grandes, muchas desean optar por esta reducción debido a varias razones, siendo estas:

  • Dolores en el cuello y la espalda: Es la principal molestia que se puede presentar al tener senos de gran tamaño, ya que suponen un peso que soportar con estas partes del cuerpo, por lo que estas pueden doler constantemente y necesitar medicamentos para sobrellevarlo. Además, puede presentarse dolor en los nervios.
  • Irritaciones debajo de la mama: Por este mismo peso que cae en la mama y asimismo en el pliegue, debajo de este suele haber irritación, e incluso aparecer erupciones en la piel que resultan incómodas.
  • Incapacidad de realizar algunas actividades: Así sea por el dolor o por la obstrucción de unos senos voluptuosos, a muchas mujeres se les dificulta actividades físicas como correr, hacer ejercicio, y en general gozar de la movilidad completa que deberían.
  • Ropa y sostenes limitados: Debido a que las tallas de sostén medianos son las más demandadas, los sostenes para senos grandes sufren de escasa cantidad y variedad, por lo que las mujeres que los necesiten no van a contar con una gran cantidad de sostenes a su elección, o quizá no puedan encontrar uno que les quede perfectamente.
  • Baja autoestima: Sea por las razones anteriores o por no sentirse bien con el tamaño de sus senos al verse, es completamente válido para el paciente querer bajar una o varias tallas para estar más cómoda en su propio cuerpo.

Los senos grandes en una mujer pueden ser desarrollado debido a diferentes factores como el desarrollo hormonal en la adolescencia, por embarazos en la lactancia, la obesidad, hasta incluso por problemas genéticos como la gigantomastia. Todos estos caen en el término hipertrofia mamaria.

TÉCNICAS UTILIZADAS EN EA REDUCCIÓN DE PECHO

Durante la operación de reducción de pecho en Bilbao, el cirujano puede optar por varias técnicas, basadas en el cuerpo y deseos del paciente en específico, adaptándose para otorgarle el mejor resultado posible. Aquí, puede decidir en qué tipo de incisión realizará, donde tiene las siguientes opciones:

      • Incisión periareolar: Se realiza el corte alrededor de la areola, representando la opción que deja la incisión más pequeña, y es usada para los casos leves a moderados, y con senos que no estén caídos, debido a que, como es un solo corte y de poca longitud, se puede ensanchar al poner toda la presión de la reducción en ella.
      • Incisión vertical: Partiendo de la areola en una línea vertical hasta el pliegue de la mama, esta técnica es ideal para casos moderados con poco decaimiento en los senos. Es buena para evitar una cicatriz en el surco submamario, mientras se abarca un gran espacio en el seno para la reducción, pero no tanto para casos de senos muy hipertróficos donde la cicatriz se puede alargar más de lo deseado, e incluso pasar el pliegue de la mama.
      • Incisión en T: Conocida también como incisión “en ancla”, el corte abarca tanto la incisión vertical desde la areola hasta el surco submamario, como otra incisión a través de este pliegue. Es popular en las operaciones de pechos, incluidas las reducciones, ya que funciona para todos los casos sin distinción del tamaño y gravedad, aunque deje una cicatriz mayor.
      • Liposucción: En caso de no realizarse ninguna incisión notable, el cirujano puede optar por hacer una liposucción, donde se eliminará el exceso de tejido graso en la mama, sin atacar la cantidad de piel, aun así logrando disminuir el volumen del seno. Se pretende que la piel se encoja naturalmente con el paso del tiempo. Esta opción es ideal para senos con tejido graso excesivo o superior al tejido glandular, por lo que, al remover la grasa, no quede un desbalance entre estos. Sí se realizan incisiones, en la axila o debajo del pliegue de la mama, para introducir el instrumento llamado cánula, encargado de la extracción de dicho tejido, pero estas son mucho más discretas que las incisiones previas.

Al hacer la incisión, sin importar cuál, el cirujano procederá a eliminar el exceso de piel y tejido mamario mediante cortes, moldeando la mama y ubicándola, junto al pezón, en una zona más alta, con este apuntando hacia arriba. Para cerrar estas aperturas, colocará suturas.

¿QUIÉN PUEDE SOMETERSE A LA REDUCCIÓN DE PECHO

Como requisito para aplicar a esta cirugía, el paciente debe contar con una serie de características que garanticen el menor riesgo durante la operación, y mejores resultados después de esta. Siendo esas características las siguientes:

      • Tener senos completamente desarrollados: La edad no es un impedimento para realizarse este procedimiento, sin embargo, es importante que la adolescente o adulta haya culminado su desarrollo físico. Si la molestia es mucha, se puede hacer una excepción, pero lo más probable es que el paciente necesite otra cirugía a lo largo de su vida.
      • No ser fumador: Al igual que otras cirugías, incluidas las de pecho, ser fumador es un riesgo a la hora de operar, ya que afecta la microcirculación de la sangre, e impide que llegue a los tejidos y las heridas puedan cicatrizarse correctamente. Si el paciente fuma, debe dejar de hacerlo antes de la cirugía.
      • No padecer obesidad: Es recomendado realizar la cirugía estando en el peso ideal. Ya sea por los problemas de las personas con sobrepeso en cualquier operación, si el paciente obeso se opera de mamoplastia de reducción y eventualmente pierde ese peso, los resultados cambian drásticamente, y presentará flacidez en sus senos.
      • No padecer enfermedades cardíacas: Esto es principalmente por la anestesia que se colocará antes de la cirugía, ya que los enfermos del corazón son susceptibles a sufrir infartos ocasionados por dicha anestesia.

QUÉ SUCEDE ANTES Y DESPUÉS DE UN REDUCCIÓN DE PECHO

ANTES DE LA REDUCCIÓN DE PECHO

Al preparase para una reducción de pecho en Bilbao, es necesario hacerse una evaluación física, evaluando su estado de salud, poniendo especial atención a los senos, su forma, tamaño y general estado, de manera que el cirujano determine la mejor técnica que realizar. También podría necesitarse una mamografía y otros exámenes para asegurar una salud óptima en el paciente.
El paciente deberá ser bastante responsable durante este procedimiento y someterse a un cambio de hábitos como por ejemplo tener una buena alimentación, dejar de fumar dos semanas antes de la cirugía, y regular o parar momentáneamente el uso de fármacos como aspirinas y otros antiinflamatorios.
También deberá escogerse el tipo de anestesia a utilizar, siendo la mayor de las veces anestesia general, donde el paciente se encontrará inconsciente por la duración de la operación.

DESPUÉS DE LA REDUCCIÓN DE PECHO

El paciente deberá contar con el apoyo de una persona para transportarle después de la reducción de pesos en Bilbao, ya que podrá regresar a su casa el mismo día de la operación. A partir de ese momento, así irá mejorando hasta poder apreciar los resultados:
• Primeros días: El paciente sentirá cansancio y dolencias, las cuales se tratarían con medicación para poder aliviarlo. Entre estos días, permanecerá con los drenajes colocados en el pecho. Luego, podrá volver a sus actividades regulares.
• Primeras semanas: Las mamas pueden seguir doliendo por un par de semanas, luego de estas es necesario remover las suturas de no ser absorbentes. Podrá comenzar a realizar deporte y otras actividades físicas más pesadas. Para este tiempo debería normalizarse la sensibilidad de las mamas y los pezones.
• Primeros meses: Después del mes se permite reducir el uso de sostenes deportivos, usándola moderadamente para ayudar a sostener los senos. Al mes y medió disminuirá el enrojecimiento y las cicatrices se tornarán más blancas y blandas.

¿CUÁNDO SE VEN LOS RESULTADOS DE LA REDUCCIÓN DE PECHO?

A medida que reduce el enrojecimiento y la inflamación por la cirugía, los resultados de esta se verán más evidentes, siendo definitivos a los meses luego de la reducción de senos en Bilbao. Una vez pasada completamente la hinchazón, el resultado, incluidas las cicatrices, son permanentes. La única manera de que esto cambie es al influir factores como el envejecimiento y cambios de peso.
Para pacientes que realizaron la cirugía por dolor en el cuello y espalda, o dificultad de movimientos, ahora podrán disfrutar de una movilidad completa y menos molestia, habiéndose perdido el peso que provocaba estos problemas. Para pacientes cuyo enfoque era aumentar su autoestima, habrán ganado una nueva imagen personal que vaya de la mano con sus deseos.

RIESGOS DE LA REDUCCIÓN DE PECHO?

En cuanto a la reducción de pecho, las complicaciones que pueden ocurrir son varias, aunque de poca frecuencia y gravedad ya que es una técnica segura. Entre estas se encuentran:

  • Problemas de cicatrización: Especialmente posible en fumadores, en algunos casos la cicatriz puede aparecer más evidentes, hinchadas y enrojecidas de lo que deberían, incluso después del tiempo debido para que sanaran. Pero, si el paciente es sano, lo más probable es que estas aclaren con normalidad.
  • Cambios en la sensibilidad del pezón: Ya que en esta operación incluye el pezón, junto con sus nervios, si estos han sido comprometidos, puede que pierda permanentemente la sensibilidad, o esta aumente. Pasa mayormente al haberse usado técnicas como la incisión en T.
  • Asimetría en los senos: De por sí, los senos son diferentes, y no siempre se logrará que estén iguales, mucho menos idénticos. Existe la probabilidad de que queden notablemente asimétricos, pero es de los riesgos menos frecuentes de esta cirugía.
  • Hematomas: Los hematomas son acumulaciones de sangre, en este caso presentados en la mama. Aparecerán en la mayoría de los pacientes, y si no hay complicaciones, se desvanecerán después de un tiempo. Sin embargo, pueden suponer un riesgo mayor, causando dolor, infecciones y demás. Para solucionarlo, el paciente deberá acudir nuevamente a su cirujano.

PUNTOS IMPORTANTES SOBRE LA REDUCCIÓN DE PECHO

Antes de decidir si someterse o no a una mamoplastia de reducción, es importante que cualquier posible paciente esté al tanto de los siguientes puntos:

  • Es recomendable posponer la cirugía si el paciente desea embarazarse luego de esta, ya que, aunque no afecte completamente la lactancia, existe una posibilidad de que la limite, por lo que la mejor opción es pasar esa etapa con senos sin intervenir. Lo mismo aplica para aquellas mujeres que estén considerando bajar de peso, ya que la elasticidad de los senos se verá comprometida y puede que los resultados de la operación cambien.
  • En cuanto al seguro médico y este tipo de cirugías estéticas, si la razón del paciente se basa en dolores en incomodidad al moverse, los gastos sí pueden ser cubiertos, ya que es un procedimiento necesario para el bienestar de la persona.
  • La primera menstruación luego de realizada la operación puede causar hinchazón en las mamas o empeorar la hinchazón existente, provocando también dolor en estas.
  • La calidad de la piel influye en la duración de los resultados. Se recomienda usar cremas hidratantes y los sostenes deportivos con regularidad. Depende de cada paciente mantener los hábitos para una vida saludable post reducción, y evitar lo más que se pueda la necesidad de una cirugía de seguimiento.
  • Esta cirugía puede realizarse en hombres que sufren de ginecomastia, una enfermedad en la cual las mamas masculinas se encuentran exageradamente grandes. Los hombres que decidan atravesar esta operación deberán contar con la elasticidad suficiente para la remodelación del pecho e, igual que las mujeres, no deben sufrir de obesidad u otra de las aflicciones mencionadas.

A pesar de que las operaciones de reducción de pecho en Bilbao es de mucho mejor porcentaje que las del aumento de las mismas, igual se realizan en gran cantidad en España, en especial en mujeres de 40 años o más. Además, el SECPRE argumenta que es la cirugía que más va en aumento, pasando de ser la octava más popular a la tercera en mujeres, y de la tercera a la primera en hombres, en solo cuatro años, por lo que la reducción de pecho ha ganado fama no sólo para aliviar problemas físicos, sino por la estética y una apreciación a los senos más pequeños.

Puntuación
[Total: 0 Valoración: 0 de 5]