Una de las intervenciones de estética que más están aumentando en los últimos tiempos es la del aumento de labios en busca de unos labios carnosos, hidratados y bien marcados.

Tratamientos y cirugías de aumento de labios naturales

Para conseguirlo existen varios caminos. Los más habituales son los tratamientos de carboximetilcelulosa reticulada, gel de poliacrilamida, implantes específicos realizados con grasa propia del paciente de zonas en las que sobra tejido adiposo y, sobre todo y por encima del resto, la que pasa por inyectar ácido hialurónico.

Una sustancia que todos tenemos en nuestro organismo de forma natural y que revela como la más segura y efectiva para incrementar el volumen labial, embellecer los labios y realzar el perfil del mismo a través de una única sesión que requiere anestesia local, por lo que es completamente indolora y, como vamos a ver, realmente rápida.

Como suelen recordar todos los médicos especialistas en estética en general y aumento de labios en particular, es importante conocer la calidad del ácido hialurónico que nos vamos a implantar, ya que hay decenas de macas y de gamas que ofrecen distintos resultados y distinta duración, a cambio, claro está, de precios que también son muy distintos.

Por ejemplo, en el caso de los implantes de calidades más bajas, que se pueden encontrar por poco más de 100 euros, lograremos resultados no más allá de los cuatro meses, con las gamas medias, alrededor de nueve meses y con las gamas altas alrededor de un año y medio, siendo el coste de estas últimas no mucho más del doble de las más económicas, a pesar de ofrecer resultados más del doble de duraderos.

En cuanto a la intervención, esta se realiza a través de inyecciones con agujas muy finas aplicadas sobre la superficie labial. En cuestión de unas horas, el paciente pasa de entrar por la puerta a poder irse a trabajar y hacer vida normal sin necesidad de ingreso ni cuidados especialmente subrayables.

Lo que se consigue a través de las inyecciones de ácido hialurónico es mejorar la estructura labial macando el arco, ascender las comisuras, dar volumen e incluso acabar con las barras que se van acrecentando con el tiempo en la superficie del labio. A menudo, es también posible acabar con deformaciones de alguno de los dos lados o conseguir que el o la paciente muestre menos encía al sonreír.

Como ven, se trata de una intervención de lo más sencilla, asequible, indolora y con resultados de lo más interesantes que consigue proyectar una imagen mucho más joven y sensual en quien opta por aumentar el volumen de sus labios.

Es importante remarcar que, a menudo, esta intervención de aumento de los labios se combina con otras como el aumento de pómulos, las correcciones en el mentón y con otras cirugías peribucales y maxilofaciales lo que permite al paciente, en una misma sesión, solventar varias correcciones de una vez y volver a casa con un aspecto completamente renovado en busca de un aumento de su autoestima y bienestar personal.

Puntuación
[Total: 0 Valoración: 0 de 5]

Leave a reply